Carta de los Directivos

“Descubriremos la naturaleza de nuestro genio particular cuando dejemos de tratar de ajustarnos a nuestros modelos o a los de otras personas, cuando aprendamos a ser nosotros mismos, permitiendo que nuestro canal natural se abra”.

Shakti Gawain.

Desde nuestra Institución consideramos que la educación es un descubrimiento constante, es introducirse en la realidad,  en el significado de las cosas, aún cuando éstas parezcan no tenerlo.

Por ello para educar es necesario ser adulto, por que es el adulto, quien gracias al camino recorrido y a su experiencia de la realidad,  puede comunicar a los demás el significado hallado, permitiéndole al otro confrontar, asistiendo de este modo a su crecimiento personal.

 Es así que cada adulto tiene una responsabilidad educativa. Su existencia es ya de por si educativa, su lenguaje, sus gestos y comportamientos, sus elecciones y juicios, comunican un significado, impulsan una propuesta.

Educar es preparar a ese otro, al que comunico significados, para que pueda vivir su propia historia, es poner algo de nosotros en él, al decir de Sócrates es “despertar el potencial interior del ser humano para que pueda desarrollarlo y ejercitarlo”.

Creemos que se educa con la enseñanza. La educación no es un proceso paralelo, sino que se educa enseñando. Si no tenemos en cuenta esta identificación solo formalizaremos la enseñanza como un adiestramiento técnico.

Nuestro  desafió será entonces seducir y despertar en nuestros alumnos el interés por valores que los formen como individuos libres, capaces de construir su futuro, educar su voluntad,  prepararlos ética  y moralmente en el actuar,

Será nuestra obligación de adulto, como docente, como padre, mantener vivos estos valores, en su sentido genuino…. y en su verdadera dimensión.

Equipo Directivo Castellano – Inglés.